En EnWeblog encuentras recomendaciones para el uso de los mejores software y aplicaciones en equipos de escritorio, tablets, laptops o smartphones. Asimismo, hay trucos de juegos o tutoriales relacionados a muchas de esas aplicaciones.

Tomar captura de pantalla en Samsung Galaxy S III

Por: Graciela Jansasoy

Dos formas de tomar screenshots

Samsung Galaxy S III  da a usuarios dos modos diferentes de hacer una captura a la pantalla. Una es fácil y la segunda es algo difícil que muchos ni se molestan en intentarla. En este mini instructivo verás cómo hacer ambos, ya que podrías necesitar cada uno de ellos.

La toma de una screenshot con un teléfono de Android usado implica rutear el dispositivo e instalar un aplicación, pero versiones posteriores de Androide y microteléfonos más recientes ofrecen modos más simples de capturar la pantalla. En Samsung Galaxy, como la mayoría de los teléfonos modernos, nadie tiene que rutear su móvil.

¿Por qué querrías capturar la pantalla? Si un usuario tiene que escribir una guía para otra gente en la red o en su compañía o lucir el sistema de su celular a sus amigos, entonces, hay que conseguir una imagen de la pantalla. A veces, también se requiere para tener una imagen de una página web que quieres recordar, así que, es una especie de señal visual.

hacer captura de pantalla en celular samsung

El camino fácil es presionar el botón de home y el botón de poder al mismo tiempo. De ser hecho correctamente, una línea blanca brillará a través de la pantalla como si el teléfono hiciera una fotocopia y la captura se guarda en una carpeta “Screenshots” dentro de la carpeta de fotos en la tarjeta de memoria interna. Usa la aplicación Mis Archivos  o algún otro explorador de ficheros para encontrar el archivo.

El teléfono también apoya un gesto de activación de screenshot, que muchos se resisten a usarlo y consiste en sostener el teléfono de modo que tu palma cubra la pantalla entera de arriba hacia abajo en la derecha de la pantalla. Con la mano cerrada como un puño, arquea la muñeca hacia atrás en un ángulo incómodo, pues esto ayuda a  acertar más fácil.

Luego, deslizar la palma de la derecha a la izquierda, a través de la pantalla y rápidamente procura no tocar la pantalla hasta prepararte para golpearla. Las screenshots van a la misma carpeta que con el método simple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *